¿Qué es Realismo Mágico y cuáles son sus características?

¡Comparte la literatura en tus redes sociales!

¿Qué es Realismo Mágico y cuáles son sus características? 1

Realismo mágico

¿Qué es, cuál es su historia y sus principales característica?

El realismo mágico es un género literario que describe el mundo real con un trasfondo de magia o fantasía. El realismo mágico forma parte del género de ficción realista.

En una obra de realismo mágico, el mundo sigue basándose en el mundo real, pero los elementos fantásticos se consideran normales en este mundo. Al igual que los cuentos de hadas, las novelas y los relatos de realismo mágico difuminan la línea que separa la fantasía de la realidad.

Historia del realismo mágico

El término “magischer realismus“, que se traduce como “realismo mágico”, fue utilizado por primera vez en 1925 por el crítico de arte alemán Franz Roh en su libro Nach Expressionismus: Magischer Realismus (Después del expresionismo: realismo mágico). Utilizó el término para describir la “Neue Sachlichkeit“, o Nueva Objetividad, un estilo de pintura popular en Alemania en aquella época que era una alternativa al romanticismo del expresionismo.

Roh utilizó el término “magischer realismus” para destacar lo mágicos, fantásticos y extraños que pueden parecer los objetos normales en el mundo real cuando uno se detiene a mirarlos.

El género estaba creciendo en popularidad en Sudamérica cuando Nach Expressionismus: Magischer Realismus se tradujo al español en 1927. Durante una estancia en París, el escritor franco-ruso cubano Alejo Carpentier se vio influenciado por el realismo mágico. Desarrolló el concepto de Roh hasta convertirlo en lo que denominó “realismo maravilloso”, una distinción que consideraba aplicable a toda América Latina.

En 1955, el crítico literario Ángel Flores acuñó en un ensayo el término “realismo mágico” (en contraposición a “magic realism”) en inglés, afirmando que combina elementos del realismo mágico y del realismo maravilloso. Nombró al autor argentino Jorge Luis Borges como el primer realista mágico, basándose en su colección de relatos Historia Universal de la Infamia, ya publicada.

Aunque los autores latinoamericanos convirtieron el realismo mágico en lo que es hoy, antes de que el realismo mágico fuera un género literario reconocido, los autores habían escrito historias sobre situaciones mundanas con elementos fantásticos. Por ejemplo, La metamorfosis de Franz Kafka (una novela con temas que los críticos de hoy considerarían realismo mágico) se publicó en 1915, una década antes de que Roh escribiera sobre el realismo mágico y mucho antes de que el género surgiera en la literatura latinoamericana.

¿Qué es Realismo Mágico y cuáles son sus características? 2

6 Características clave del Realismo mágico

Es fácil confundir el realismo mágico con otras formas similares de escritura imaginativa. Sin embargo, los cuentos de hadas no son realismo mágico. Tampoco lo son los cuentos de terror, las historias de fantasmas, la ciencia ficción, la ficción distópica, la ficción paranormal, la literatura absurda y la fantasía de espada y brujería. Cada novela de realismo mágico es diferente, pero hay ciertas cosas que todas incluyen, pero para entrar en la tradición del realismo mágico, el escrito debe tener la mayoría, si no todas, de estas seis características:

  1. Situaciones y acontecimientos que desafían la lógica: En la desenfadada novela de Laura Esquivel “Como agua para chocolate”, una mujer a la que se le prohíbe casarse vierte magia en la comida. En “Beloved”, la autora norteamericana Toni Morrison cuenta una historia más oscura: Una mujer esclavizada que se ha escapado se muda a una casa embrujada por el fantasma de un niño que murió hace mucho tiempo. Estas historias son muy diferentes, pero ambas están ambientadas en un mundo en el que realmente puede ocurrir cualquier cosa.
  2. Mitos y leyendas: Gran parte de la extrañeza del realismo mágico procede del folclore, las parábolas religiosas, las alegorías y las supersticiones. Un abiku -un niño espíritu de África occidental- narra “El camino famélico” de Ben Okri. A menudo se yuxtaponen leyendas de lugares y épocas divergentes para crear anacronismos sorprendentes e historias densas y complejas. En “Un hombre iba por el camino”, el autor georgiano Otar Chiladze fusiona un antiguo mito griego con los devastadores acontecimientos y la tumultuosa historia de su patria euroasiática, cerca del Mar Negro.
  3. Contexto histórico y preocupaciones sociales: Los acontecimientos políticos y los movimientos sociales del mundo real se entrelazan con la fantasía para explorar temas como el racismo, el sexismo, la intolerancia y otros defectos humanos. “Midnight’s Children”, de Salman Rushdie, es la saga de un hombre nacido en el momento de la independencia de la India. El personaje de Rushdie está vinculado telepáticamente con mil niños mágicos nacidos a la misma hora y su vida refleja los acontecimientos clave de su país.
  4. Tiempo y secuencia distorsionados: En el realismo mágico, los personajes pueden retroceder, saltar hacia delante o zigzaguear entre el pasado y el futuro. Obsérvese cómo trata el tiempo Gabriel García Márquez en su novela de 1967, “Cien Años de Soledad”. Los cambios repentinos en la narración y la omnipresencia de fantasmas y premoniciones dejan al lector con la sensación de que los acontecimientos se suceden en un bucle sin fin.
  5. Escenarios del mundo real: El realismo mágico no tiene que ver con exploradores espaciales o magos; “La guerra de las galaxias” y “Harry Potter” no son ejemplos de este enfoque. Escribiendo para “The Telegraph”, Salman Rushdie señaló que “la magia del realismo mágico tiene profundas raíces en lo real”. A pesar de los sucesos extraordinarios de sus vidas, los personajes son personas corrientes que viven en lugares reconocibles.
  6. El tono más característico del realismo mágico es la voz narrativa desapasionada. Los sucesos extraños se describen de una manera despreocupada. Los personajes no cuestionan las situaciones surrealistas en las que se encuentran. Por ejemplo, en el libro corto “Our Lives Became Unmanageable” (Nuestras vidas se volvieron ingobernables), una narradora resta importancia al drama de la desaparición de su marido: “…el Gifford que estaba ante mí, con las palmas de las manos extendidas, no era más que una onda en la atmósfera, un espejismo con un traje gris y una corbata de seda a rayas, y cuando volví a alcanzarlo, el traje se evaporó, dejando sólo el brillo púrpura de sus pulmones y la cosa rosa y palpitante que había confundido con una rosa. Era, por supuesto, sólo su corazón”.

La extrañeza infundida en las historias

No es nada nuevo que se infunda lo extraño en las historias de personas que, por lo demás, son corrientes. Los estudiosos han identificado elementos de realismo mágico en el apasionado y atormentado Heathcliff de Emily Brontë (Cumbres borrascosas) y en el desafortunado Gregorio de Franz Kafka, que se convierte en un insecto gigante en La metamorfosis. Sin embargo, la expresión “realismo mágico” surgió de movimientos artísticos y literarios específicos que surgieron a mediados del siglo XX.

🔗 Te puede interesar: La metamorfosis de Franz Kafka [RESEÑA]

Arte de diversas tradiciones

En 1925, el crítico Franz Roh (1890-1965) acuñó el término Magischer Realismus (realismo mágico) para describir la obra de los artistas alemanes que representaban temas rutinarios con un inquietante distanciamiento. En las décadas de 1940 y 1950, los críticos y estudiosos aplicaron la etiqueta al arte de diversas tradiciones. Los enormes cuadros florales de Georgia O’Keeffe (1887-1986), los autorretratos psicológicos de Frida Kahlo (1907-1954) y las melancólicas escenas urbanas de Edward Hopper (1882-1967) entran en el ámbito del realismo mágico.

Un movimiento independiente en la literatura

En la literatura, el realismo mágico evolucionó como un movimiento separado, aparte del misterioso realismo mágico de los artistas visuales. El escritor cubano Alejo Carpentier (1904-1980) introdujo el concepto de “lo real maravilloso” cuando publicó su ensayo de 1949 “Sobre lo real maravilloso en Hispanoamérica”. Carpentier creía que América Latina, con su dramática historia y geografía, adquiría un aura de lo fantástico a los ojos del mundo. En 1955, el crítico literario Ángel Flores (1900-1992) adoptó el término realismo mágico (en contraposición a realismo mágico) para describir los escritos de autores latinoamericanos que transformaban “lo común y cotidiano en lo asombroso e irreal”.

Realismo mágico latinoamericano

Según Flores, el realismo mágico comenzó con un cuento de 1935 del escritor argentino Jorge Luís Borges (1899-1986). Otros críticos han atribuido a diferentes escritores el lanzamiento del movimiento. Sin embargo, Borges contribuyó sin duda a sentar las bases del realismo mágico latinoamericano, que se consideraba único y distinto de la obra de escritores europeos como Kafka. Otros autores hispanos de esta tradición son Isabel Allende, Miguel Ángel Asturias, Laura Esquivel, Elena Garro, Rómulo Gallegos, Gabriel García Márquez y Juan Rulfo.

Algunos escritores del Boom latinoamericano, como Gabriel García Márquez, fueron grandes representantes del género.

🔗 Las 6 novelas más importantes del Boom latinoamericano.

🔗 Te puede interesar: 6 tipos de Realismo mágico

¿Qué es Realismo Mágico y cuáles son sus características? 3

Se esperaban circunstancias extraordinarias

“El surrealismo corre por las calles”, dijo Gabriel García Márquez (1927-2014) en una entrevista con “The Atlantic”. García Márquez rechazó el término “realismo mágico” porque creía que las circunstancias extraordinarias eran una parte esperada de la vida sudamericana en su Colombia natal. Para probar su escritura mágica pero real, comience con los cuentos “Un hombre muy viejo con alas enormes” y “El ahogado más hermoso del mundo“.

Una tendencia internacional

Hoy en día, el realismo mágico se considera una tendencia internacional, que encuentra expresión en muchos países y culturas. Críticos de libros, libreros, agentes literarios, publicistas y los propios autores han adoptado la etiqueta como forma de describir obras que infunden escenas realistas con fantasía y leyenda. Se pueden encontrar elementos del realismo mágico en los escritos de Kate Atkinson, Italo Calvino, Angela Carter, Neil Gaiman, Günter Grass, Mark Helprin, Alice Hoffman, Abe Kobo, Haruki Murakami, Toni Morrison, Salman Rushdie, Derek Walcott y otros innumerables autores de todo el mundo.

¿Te gustó este artículo sobre el Realismo mágico? ¿Cuál es tu autor favorito del Realismo mágico? ¡Cuéntanos en los comentarios!

¡Comparte la literatura en tus redes sociales!

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. 2 junio, 2021

    […] Realismo mágico. […]

  2. 3 junio, 2021

    […] las interacciones sociales cotidianas. Muchas de sus historias incorporan elementos de fantasía y realismo mágico. Su obra ha suscitado comparaciones con Lewis Carroll y Banana Yoshimoto, y ha citado como […]

  3. 3 junio, 2021

    […] el 8 de mayo de 1880 en Croisset), fue un novelista considerado como el principal impulsor de la escuela realista de la literatura francesa y más conocido por su obra maestra, Madame Bovary (1857), un retrato […]

  4. 15 junio, 2021

    […] “Cien años de soledad” es uno de los ejemplos más famosos del género literario conocido como Realismo mágico. En él, los hechos y poderes sobrenaturales se describen con un tono realista y objetivo, mientras […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares