¿Qué es la novela polifónica? Ejemplos clásicos y contemporáneos

¡Comparte la literatura en tus redes sociales!

En literatura, la polifonía (en ruso: полифония) es una característica de la narrativa, que incluye una diversidad de puntos de vista y voces. El concepto fue inventado por el filósofo ruso Mijaíl Bajtín, basándose en la polifonía musical.

En Problemas de la poética de Dostoievski (1963), Bajtín desarrolló los conceptos que iban a informar gran parte de su obra. El concepto de “polifonía” (tomado de la música) es fundamental para este análisis. Polifonía significa literalmente múltiples voces.

10 novelas polifónicas clásicas y contemporáneas recomendadas

Bajtín lee la obra de Dostoyevski como si contuviera muchas voces diferentes, no fusionadas en una sola perspectiva, y no subordinadas a la voz del autor. Cada una de estas voces tiene su propia perspectiva, su propia validez y su propio peso narrativo dentro de la novela.

Fiódor Dostoyevski polifonía
Fiódor Dostoyevski

Bajtín describe que los personajes principales de Dostoievski tienen puntos de vista muy diferentes y a menudo conflictivos. Sin embargo, crean el mundo único de la poética sin ser siquiera dialécticos. No hay una ideología universal que impulse a todos esos personajes: todos son igualmente independientes.

Bajtín menciona a varios autores europeos que han precedido a Dostoievski en tener discursos polifónicos como Dante, Shakespeare, Balzac, pero en sus palabras Dostoievski fue el primer autor que articuló la diversidad de voces como condición de vida. Esta es la época en la que la diversidad no era muy aceptada.

En la época en que Bajtín escribió su obra, el mundo estaba dominado por dos grandes narrativas opuestas, el capitalismo y el comunismo, y no había lugar para el pluralismo de ideas. Pero Bajtín proclamó:

“El mundo de Dostoievski es profundamente pluralista”.

(Bajtín 26)

En contraposición a la gran narrativa dialéctica dominante del siglo XX, Bajtín vio el pluralismo y la diversidad como una forma de vida procedente de la poética de Dostoievski. La diferencia de la polifonía con la comprensión dialéctica hegeliana y marxiana de los acontecimientos es que aquí no todo está supeditado a la gran narrativa principal del progreso, sino que existe independientemente de ella.

“La categoría fundamental en el modo de visualización artística de Dostoievski no era la evolución, sino la coexistencia y la interacción”.

(Bajtín 28).

Bajtín encuentra la genialidad de Dostoievski en ver la diversidad real del mundo y no tratar de encajarlo en una ideología concreta. No hay una GRAN NARRATIVA, sino que las voces coexisten como en la música polifónica georgiana y no hay dominación por parte de un bando; en definitiva, así es el mundo. La contradicción forma parte de nuestro mundo y tenemos que aprender a convivir con las contradicciones y las diferencias.

“…de hecho, Dostoievski encontró y fue capaz de percibir la multiplicidad de niveles y la contradictoriedad no en el espíritu, sino en el mundo social objetivo. En este mundo social, los planos no eran etapas sino campos opuestos, y las relaciones contradictorias entre ellos no eran el curso ascendente o descendente de una personalidad individual, sino la condición de la sociedad.”

(Bajtín 27)
Novela polifónica
Mijaíl Bajtín introdujo el concepto de “Novela polifónica”

Ejemplos clásicos y modernos de novela polifónica

Al igual que la música polifónica combina melodías para crear textura y tensión, la novela polifónica recoge una multiplicidad de voces distintas, a menudo conflictivas, en torno a un único lugar, familia, objeto o idea. La polifonía amplía el alcance geográfico, psicológico, cronológico y estilístico de la novela, al tiempo que centra su mirada. Inspirándose en clásicos como Los hermanos Karamazov de Fiódor Dostoyevski, El ruido y la furia y La señora Dalloway, las novelas polifónicas contemporáneas hacen música de la desordenada cacofonía que es la vida en el siglo XXI.

¿Qué es la novela polifónica? Ejemplos clásicos y contemporáneos 1
La señora Dalloway de Virginia Woolf es considerada una novela polifónica

Sin tener en cuenta las nociones tradicionales de personaje y trama, las novelas polifónicas crean significado en la intersección de líneas argumentales aparentemente aleatorias. Las armonías se encuentran en el ingenioso ensamblaje de voces dispares. Como describió el crítico literario ruso Mijaíl Bajtín la obra de Fiódor Dostoievski:

“Una pluralidad de conciencias, con iguales derechos y cada una con su propio mundo, se combinan pero no se funden en la unidad del acontecimiento”.

Evitando la objetividad y la uniformidad, las novelas polifónicas se basan en la simultaneidad, la contradicción y el espacio vacío entre las voces.

La polifonía se adapta especialmente bien a las excavaciones del paisaje urbano, pues las ciudades son estos centros poblados cosmopolitas donde confluyen millones de personas de diferentes orígenes, nacionalidades y concepciones del mundo. Tal es el caso de la Trilogía de los USA de John Dos Passos o de La región más transparente de Carlos Fuentes que se desarrollan en contextos urbanos donde confluyen personajes de diferentes clases sociales y orígenes.

La región más transparente | Obra académica | Real Academia Española

Pero las novelas polifónicas no tienen por qué vivir en la ciudad. Tomemos, por ejemplo, la brillante Dioses sin hombres, de Hari Kunzru, que cubre el desierto de Mojave con una progresión de personajes que buscan sentido en el vacío. Los narradores aparecen y se desvanecen. Construyen búnkeres del día del juicio final, bases militares y cúpulas geodésicas. Pasan décadas buscando la verdad, pero el silencioso misterio del desierto los subsume a todos. Como escribe el último narrador, “lo que es infinito sólo se conoce a sí mismo y no puede ser contenido por la mente del hombre”.

Las novelas polifónicas contemporáneas tienen una gran variedad de sabores. Muchas encuentran la estructura en la familia. Otras, como Los imperfeccionistas de Tom Rachman, se articulan en torno a la familia ampliada del lugar de trabajo. Expiación, de Ian McEwan, se centra en un único acto de acusación. Mientras que Los guardianes del libro de Geraldine Brooks, sigue un único objeto a lo largo de la historia, entrando y saliendo de las vidas de quienes lo han poseído.

Y luego están esas novelas polifónicas construidas sobre nada más que una idea. Girando en torno a conceptos aparentemente inabordables como la autoría y la ficcionalidad, el envejecimiento y el tiempo, novelas como El atlas de las nubes de David Mitchell utiliza una variedad de formas y estilos para crear una sensación de alcance que sería difícil (si no imposible) de lograr con un solo narrador.

A veces puede ser difícil distinguir entre estas novelas polifónicas más dispares y las colecciones de relatos cortos enlazados como Olive Kitteridge de Elizabeth Strout o Astray de Emma Donoghue. A menudo, por desgracia, esta frontera está delimitada por los departamentos de marketing deseosos de atraer a los lectores (que, según la sabiduría convencional, se sienten atraídos como polillas por esas dos pequeñas palabras, “una novela”, escondidas en la parte inferior de la cubierta del libro).

Como refunfuñaba Jay McInerney en una reseña reciente:

“Sospecho que si Dublineses se hubiera publicado en los últimos años se habría comercializado como una novela”.

Sea o no cierta su apreciación, muchos lectores están de acuerdo con la premisa básica de McInerney. De hecho, un rápido examen de Goodreads revela un considerable grupo de personas frustradas por la falta de desarrollo tradicional de la trama y los personajes en las novelas polifónicas.

Como escribió un crítico en la página de Great House: “escribir un libro de relatos cortos, encajarlos como un Tetris y llamarlo novela NO HACE QUE TU LIBRO SEA UNA NOVELA”. Incluso algunos críticos profesionales parecen desconcertados por la polifonía.

Mientras que algunos lectores y críticos pueden sentirse frustrados por los cambios en los límites del género y la no linealidad, la novela polifónica ha encontrado el favor de los responsables de otorgar los premios literarios. Casi todos los libros mencionados anteriormente han ganado (o deberían ganar) importantes premios literarios. Los finalistas de la última década de los Pulitzer, Bookers y National Book Awards incluyen bastantes obras que podrían describirse como polifónicas.

Esto puede ser una coincidencia, o un sesgo peculiar de los jueces de los premios. En cualquier caso, estos premios indican que la novela polifónica ocupa un sector importante del panorama literario contemporáneo.

Con cada incursión en Internet, en cada enlace que cliqueamos buscamos el sentido en un pajar de datos, equilibramos las perspectivas, intentamos encontrar la razón en una cacofonía de opiniones. ¿No es de extrañar que nos sintamos atraídos por la ficción que refleja esta nueva forma de ser, por una forma que se adapta de forma única a nuestro siglo fragmentado y globalizado?

La novela sobrevivió a la llegada de la radio, el cine y la televisión, gracias en gran parte a su flexibilidad. Y la novela seguirá sobreviviendo mientras siga adaptándose.

¿Comprendiste qué es la novela polifónica? ¡Cuéntanos si has leído alguna!

¡Comparte la literatura en tus redes sociales!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.