Ernest Hemingway

¡Comparte la literatura en tus redes sociales!

Ernest Hemingway

Está muy bien escribir simplemente y cuanto más simple, mejor. Pero no empieces a pensar de una forma tan condenadamente simple. Aprende cuán complicado es algo y luego explícalo simplemente.


Biografía corta Ernest Heminway

¿Quién fue Ernest Hemingway?

Ernest Hemingway, cuyo nombre completo era Ernest Miller Hemingway, (21 de julio de 1899, Cicerón [ahora en Oak Park], Illinois, EE.UU. – 2 de julio de 1961, Ketchum, Idaho), fue un novelista y escritor de cuentos estadounidense que recibió el Premio Nobel de Literatura en 1954. Se destacó tanto por la intensa masculinidad de su escritura como por su vida aventurera y ampliamente divulgada. Participó activamente en la Primera Guerra Mundia y en la Guerra Civil Española. Su estilo de prosa sucinta y lúcida ejerció una poderosa influencia en la ficción americana y británica del siglo XX, e incluso en escritores latinoamericanos como Gabriel García Márquez. Ernest Hemingway perteneció a la llamada Generación perdida junto a escritores como Scott Fitzgerald. Su vida aventurera y frenética le supuso grandes heridas físicas y psicológicas que lo llevaron a someterse a fuertes terapias y que lo llevaron, al final de su vida, al suicidio.

Lee también:

► 11 cosas que no sabías de Hemingway [+1 que quizás sí]

Libros destacados

  • El viejo y el mar (1952).
  • La fiesta (1926).
  • Por quien doblan las campanas (1940).


Generalidades

  • Fecha de nacimiento: 21 de julio de 1899,
  • Fecha de muerte: 2 de julio de 1961.
  • Nacionalidad: norteamericano.
  • Géneros: novela, cuento.

Preocúpate un poco cada día y perderás dos años de vida. Si algo está mal, arréglalo si puedes. Pero prepárate para no preocuparte: la preocupación nunca arregla nada.

Ernest Hemingway

¿Ya conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Vida y obra de Ernest Hemingway

El primer hijo de Clarence Edmonds Hemingway, médico, y Grace Hall Hemingway, Ernest Miller Hemingway, nació en un suburbio de Chicago el 21 de julio de 1899. Fue educado en las escuelas públicas y comenzó a escribir en la escuela secundaria, donde era activo y sobresaliente, pero las partes de su infancia que más importaban eran los veranos que pasaba con su familia en el Lago Walloon en el alto Michigan.

Ernest Hemingway 1
Hemingway bebé (su madre solía vestirlo como una niña).

Al graduarse de la escuela secundaria en 1917, impaciente por un entorno menos protegido, no entró en la universidad, sino que fue a Kansas City, donde trabajó como reportero del Star. Fue rechazado repetidamente para el servicio militar debido a un ojo defectuoso, pero logró entrar en la Primera Guerra Mundial como conductor de ambulancias para la Cruz Roja Americana.

Ernest Hemingway 2
Hemingway herido en la guerra.

El 8 de julio de 1918, cuando aún no tenía 19 años, fue herido en el frente austro-italiano en Fossalta di Piave. Condecorado por heroísmo y hospitalizado en Milán, se enamoró de una enfermera de la Cruz Roja, Agnes von Kurowsky, que se negó a casarse con él. Estas fueron experiencias que nunca olvidaría.

Ernest Hemingway 3
Hemingway y Agnes von Kurowsky

Después de recuperarse en casa, Hemingway renovó sus esfuerzos por escribir, durante un tiempo desempeñó trabajos esporádicos en Chicago, y se embarcó para Francia como corresponsal extranjero del Toronto Star. Aconsejado y animado por otros escritores americanos en Paris (como F. Scott Fitzgerald, Gertrude Stein, Ezra Pound) empezó a ver su trabajo no periodístico aparecer en la imprenta allí, y en 1925 su primer libro importante, una colección de historias llamada En nuestro tiempo, se publicó en la ciudad de Nueva York aunque había sido lanzado originalmente en París en 1924.

Escribieron en los viejos tiempos que es dulce y apropiado morir por el país de uno. Pero en la guerra moderna, no hay nada dulce ni apropiado en tu muerte. Morirás como un perro sin una buena razón.

Ernest Hemingway

En 1926 publicó Fiesta, una novela con la que obtuvo su primer éxito sólido. Un libro pesimista pero brillante, trata de un grupo de expatriados sin rumbo en Francia y España, miembros de la “Generación Perdida” de la posguerra, una denominación que Hemingway despreció al tiempo que la hacía famosa. Este trabajo también lo introdujo en el centro de atención, que tanto anheló como resintió por el resto de su vida. Torrentes de la primavera de Hemingway, una parodia del libro del escritor americano Sherwood Anderson, también apareció en 1926.

La escritura de libros ocupó a Hemingway durante la mayor parte de los años de la posguerra. Permaneció en París, pero viajó mucho para esquiar, torear, pescar y cazar, lo que para entonces se había convertido en parte de su vida y formó el trasfondo de gran parte de sus escritos. Su reputación como maestro de la ficción corta empezó con Hombres sin mujeres en 1927 y se estableció completamente con las historias de El ganador no se lleva nada en 1933. Entre sus mejores historias están “Los asesinos”, “La corta vida feliz de Francis Macomber” y “Las nieves del Kilimanjaro“.

Ernest Hemingway 4
Hemingway en una corrida de toros.

Sin embargo, al menos a la vista del público, la novela Adiós a las armas (1929) eclipsó tales obras. Remontándose a su experiencia como joven soldado en Italia, Hemingway desarrolló una novela lírica de gran poder, fusionando la historia de amor con la de guerra. Mientras servía en el servicio de ambulancias italiano durante la Primera Guerra Mundial, el teniente americano Frederic Henry se enamora de la enfermera inglesa Catherine Barkley, que le atiende durante su recuperación tras ser herido. Ella queda embarazada de él, pero él debe volver a su puesto. Enrique deserta durante la desastrosa retirada de los italianos después de la batalla de Caporetto, y la pareja reunida huye de Italia cruzando la frontera con Suiza. Allí, sin embargo, Catalina y su bebé mueren durante el parto, y Enrique queda desolado por la pérdida del gran amor de su vida.

El amor de Hemingway por España y su pasión por los toros resultó en Muerte en la tarde (1932), un estudio erudito de un espectáculo que él veía más como una trágica ceremonia que como un deporte. Del mismo modo, un safari que realizó en 1933-34 en la región de los grandes juegos de Tanganica dio lugar a Verdes colinas de África (1935), un relato de la caza. Pensando en pesar, compró una casa en Key West, Florida, y compró su propio barco de pesca. Una novela menor de 1937 llamada Tener y no tener trata de un desesperado caribeño y se sitúa en un contexto de violencia de clase baja y decadencia de clase alta en Cayo Hueso durante la Gran Depresión.

A estas alturas España estaba en medio de una guerra civil. Aún profundamente apegado a ese país, Hemingway hizo cuatro viajes allí, una vez más como corresponsal. Recaudó dinero para los republicanos en su lucha contra los nacionalistas bajo el general Francisco Franco, y escribió una obra de teatro llamada La Quinta Columna (1938), que se desarrolla en el Madrid asediado. Como en muchos de sus libros, el protagonista de la obra está basado en el autor. Tras su última visita a la guerra española, compró la Finca Vigía, una finca sin pretensiones en las afueras de La Habana, Cuba, y fue a cubrir otra guerra: la invasión japonesa de China.

Ernest Hemingway 5
Ernest Hemingway y Fidel Castro.

Nunca pienses que la guerra, sin importar cuán necesaria o justificada sea, no es un crimen.

Ernest Hemingway

La cosecha de la considerable experiencia de Hemingway sobre España en la guerra y la paz fue la novela Por quién doblan las campanas (1940), una obra sustancial e impresionante que algunos críticos consideran su mejor novela, en preferencia a Adiós a las armas. También fue el más exitoso de todos sus libros en cuanto a ventas. Ambientada durante la Guerra Civil Española, cuenta la historia de Robert Jordan, un voluntario americano que es enviado a unirse a una banda de guerrilleros detrás de las líneas nacionalistas en las montañas de Guadarrama. La mayor parte de la novela trata de las relaciones de Jordan con las variadas personalidades de la banda, incluyendo la chica María, de la que se enamora. A través de diálogos, flashbacks y relatos, Hemingway ofrece perfiles reveladores y vívidos del personaje español y describe incansablemente la crueldad y la inhumanidad que suscita la guerra civil. La misión de Jordan es volar un puente estratégico cerca de Segovia para ayudar a un próximo ataque republicano, pero se da cuenta de que está condenado al fracaso. En una atmósfera de desastre inminente, vuela el puente pero resulta herido y hace que sus camaradas en retirada lo dejen atrás, donde prepara una resistencia de última hora a sus perseguidores nacionalistas.

Toda su vida Hemingway estuvo fascinado por la guerra, en Adiós a las armas se centró en su inutilidad, en Por quién doblan las campanas en la camaradería que crea y, a medida que avanzaba la Segunda Guerra Mundial, se dirigió a Londres como periodista. Voló en varias misiones con la Real Fuerza Aérea y cruzó el Canal de la Mancha con tropas americanas el día D (6 de junio de 1944). Adscrito al 22º Regimiento de la 4ª División de Infantería, vio mucha acción en Normandía y en la Batalla de las Ardenas. Participó también en la liberación de París y, aunque aparentemente era un periodista, impresionó a los soldados profesionales no sólo como un hombre de coraje en la batalla, sino también como un verdadero experto en asuntos militares, actividades de guerrilla y recopilación de información.

Ernest Hemingway 6
Hemingway pescando en Cuba.

Después de la guerra en Europa, Hemingway regresó a su casa en Cuba y comenzó a trabajar seriamente de nuevo. También viajó mucho y, en un viaje a África, fue herido en un accidente de avión. Poco después, en 1953, recibió el Premio Pulitzer de ficción por El viejo y el mar (1952), una novela corta y heroica sobre un viejo pescador cubano que, tras una larga lucha, engancha y embarca un marlín gigante sólo para que se lo coman los voraces tiburones durante el largo viaje de regreso a casa. Este libro, que desempeñó un papel en la obtención para Hemingway del Premio Nobel de Literatura en 1954, fue entusiastamente elogiado, al contrario de su anterior novela Al otro lado del río y entre los árboles (1950), la historia de un oficial del ejército profesional que muere mientras está de permiso en Venecia, que había sido fuertemente condenada.

Toda mi vida he visto las palabras como si las estuviera viendo por primera vez.

Ernest Hemingway

Para 1960 Hemingway había dejado Cuba y se había establecido en Ketchum, Idaho. (Expresó su creencia en lo que llamó la “necesidad histórica” de la Revolución Cubana; su actitud hacia su líder, Fidel Castro, que había tomado el poder en 1959, era variada). Trató de llevar su vida y hacer su trabajo como antes. Durante un tiempo tuvo éxito, pero, angustiado y deprimido, fue hospitalizado dos veces en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota, donde recibió tratamientos de electrochoque. Dos días después de su regreso a la casa en Ketchum, se quitó la vida con una escopeta.

Ernest Hemingway 7
Hemingway era gran aficionado a la bebida.

Hemingway se había casado cuatro veces: con Hadley Richardson en 1921 (divorciado en 1927), Pauline Pfeiffer en 1927 (divorciada en 1940), Martha Gellhorn en 1940 (divorciada en 1945) y Mary Welsh en 1946. Había tenido tres hijos: John Hadley Nicanor (“Bumby”), con Hadley, nacido en 1923; Patrick, con Pauline, en 1928; y Gregory, también con Pauline, en 1931.

Conoce esta biografía en video en Youtube

Legado

Hemingway dejó atrás una cantidad sustancial de manuscritos, algunos de los cuales han sido publicados. París era una fiesta, una entretenida memoria de sus años en París (1921-26) antes de ser famoso, fue publicado en 1964. Islas en el golfo, tres novelas estrechamente relacionadas entre sí que surgen directamente de sus recuerdos de tiempos de paz de la isla caribeña de Bimini, de La Habana durante la Segunda Guerra Mundial, y de la búsqueda de submarinos frente a Cuba, apareció en 1970.

Los personajes de Hemingway encarnan claramente sus propios valores y su visión de la vida. Los protagonistas de Fiesta, Adiós a las armas y Por quién doblan las campanas son jóvenes cuya fuerza y confianza en sí mismos coexisten, sin embargo, con una sensibilidad que los deja profundamente marcados por sus experiencias en tiempos de guerra. La guerra fue para Hemingway un potente símbolo del mundo, que él veía como complejo, lleno de ambigüedades morales, y que ofrecía un dolor, un daño y una destrucción casi inevitables. Para sobrevivir en un mundo así, y quizás salir victorioso, uno debe conducirse con honor, coraje, resistencia y dignidad, un conjunto de principios conocidos como “el código Hemingway”. Comportarse bien en la soledad, perder la batalla con la vida es mostrar “la gracia bajo presión” y constituye en sí mismo una especie de victoria, un tema claramente establecido en El viejo y el mar.

Ernest Hemingway 8

Si un escritor deja de observar, ha terminado. La experiencia se comunica con pequeños detalles íntimamente observados.

Ernest Hemingway

El estilo de prosa de Hemingway fue probablemente el más imitado de todos en el siglo XX. Deseaba despojar su propio uso del lenguaje de lo intrascendente, liberándolo de todo rastro de verborrea, embellecimiento y sentimentalismo, posición contraria a la de William Faulkner, el autor norteamericano contemporáneo suyo con quien tuvo una famosa rivalidad. En su esfuerzo por ser lo más objetivo y honesto posible, Hemingway se propuso describir una serie de acciones utilizando frases cortas y sencillas de las que se ha eliminado todo comentario o retórica emocional. Estas oraciones están compuestas en gran parte de sustantivos y verbos, tienen pocos adjetivos y adverbios, y dependen de la repetición y el ritmo para gran parte de su efecto. La prosa resultante, concisa y concentrada, es concreta y sin emociones, pero a menudo resuena y es capaz de transmitir una gran ironía a través de la subestimación. El uso que Hemingway hacía del diálogo era igualmente fresco, simple y de sonido natural. La influencia de este estilo se sintió en todo el mundo dondequiera que se escribieron novelas, particularmente desde los años 30 hasta los 50.

Un hombre consumadamente contradictorio, Hemingway alcanzó una fama superada por pocos, si acaso, autores americanos del siglo XX. La naturaleza viril de su escritura, que intentaba recrear las sensaciones físicas exactas que experimentó en la guerra, la caza mayor y las corridas de toros, enmascaraba una sensibilidad estética de gran delicadeza. Era una celebridad mucho antes de llegar a la edad media, pero su popularidad sigue siendo validada por una seria opinión crítica.

Bibliografía Ernest Hemingway

La vida de Hemingway fue extrema y frenética. Sus experiencias lo llevaron a escribir grandes novelas y abundantes cuentos.

Cuentos

  • Tres relatos y diez poemas (1923)
  • En nuestro tiempo (1925)
  • Hombres sin mujeres (1927)
  • El ganador no se lleva nada (1933)
  • La quinta columna y los primeros cuarenta y nueve relatos (1938).
  • Las nieves del Kilimanjaro (1961).
  • La quinta columna y cuatro historias de la guerra civil española (1969)
  • Nick Adams (1972)

Novelas

  • Aguas primaverales (1946)
  • Fiesta (1946)
  • Adiós a las armas (1963).
  • Tener y no tener (1970).
  • Por quién doblan las campanas (1972).
  • Al otro lado del río y entre los árboles [(1978), segunda edición].
  • El viejo y el mar (1965).
  • Islas a la deriva (1972).
  • El jardín del Edén (1986).
  • Al romper el alba (1999).

Otros

  • Muerte en la tarde (1932)
  • París era una fiesta (1964)
  • El verano peligroso (1985)

Suscríbete a nuestro canal en Youtube

Mejores frases de Ernest Hemingway

Ernest Hemingway fue un hombre de palabras simples, claras y directas. Por eso, sus frases tienen la sabiduría y la fuerza necesaria para quedarse en nuestra mente e impactarnos.

Estas son algunas de las mejores frases de Hemingway que dijo en sus libros y en su vida:

El hombre tiene corazón, señor mío, aunque no siga sus dictados.

No hay un amigo tan leal como un libro.

La lluvia se detendrá, la noche terminará, el dolor se desvanecerá. La esperanza nunca está tan perdida que no se pueda encontrar.

La felicidad en las personas inteligentes es lo más raro que conozco.

El hombre no está hecho para la derrota. Un hombre puede ser destruido pero no derrotado.

No hay nada que escribir. Todo lo que haces es sentarte frente a una máquina de escribir y sangrar.

Siempre haz sobrio lo que dijiste que ibas a hacer borracho. Eso te enseñará a mantener la boca cerrada.

No hay nada noble en ser superior a tus semejantes. La verdadera nobleza radica en ser superior a tu antiguo ser.

La vida de cada hombre termina de la misma manera. Solo los detalles de cómo vivió y cómo murió distinguen a un hombre de otro.

Nunca confundas el movimiento con la acción.

Todos los buenos libros tienen en común que son más buenos que si hubieran sucedido realmente.

No puedes alejarte de ti moviéndote de un lugar a otro.

Un gato tiene absoluta honestidad emocional: los seres humanos, por una razón u otra, pueden ocultar sus sentimientos, pero un gato no.

La papelera es el primer mueble en el estudio de un escritor.

Como escritor, no debes juzgar, debes entender.

Me encanta dormir. Mi vida tiene la tendencia a derrumbarse cuando estoy despierto, ¿sabes?

La vida no es difícil de manejar cuando no tienes nada que perder.

El valor es gracia bajo presión.

Lo más doloroso es perderse en el proceso de amar demasiado a alguien y olvidar que también es especial.

El primer borrador de cualquier cosa es una mierda.

Bebo para hacer que otras personas sean más interesantes.

No puedo soportar pensar que mi vida va tan rápido y que realmente no la estoy viviendo.

Todo lo que tienes que hacer es escribir una oración verdadera. Escribe la oración más verdadera que sepas.

Mi objetivo es dejar en papel lo que veo y lo que siento de la mejor y más simple manera.

He aquí un soldado en plena guerra. Es valiente porque cree que nada le ha de suceder, que él no es como los otros, que tiene una virtud especial y una media incertidumbre de que no le han de tocar.

Nunca vayas de viaje con alguien a quien no amas.

Siempre trato de escribir sobre el principio del iceberg. Hay siete octavos debajo del agua por cada parte que muestra.

Escribe fuerte y claro sobre lo que duele.

Para escribir sobre la vida, primero debes vivirla.

Los artistas nunca son auténticos refugiados, porque al huir se llevan siempre el mejor de sus bienes: a sí mismos.

Si dos personas se aman no puede haber un final feliz.

Es terriblemente fácil ser fuerte sobre todo durante el día, pero por la noche es otra cosa.

Ningún animal tiene más libertad que el gato, pero entierra el desastre que hace. El gato es el mejor anarquista.

Muéstrales a los lectores todo, no les digas nada.

Lo primero y lo último que tienes que hacer en este mundo es durar y no ser aplastado por él.

Desconfío de todas las personas francas y simples, especialmente cuando sus historias son complicadas.

La buena escritura es una buena conversación, solo que hay más.

Vive la vida plena de la mente, exultante de nuevas ideas, intoxicado por el romance de lo inusual.

Hasta ahora, sobre la moral, solo sé que lo que es moral es lo que te hace sentir bien después y lo que es inmoral es lo que te hace sentir mal después.

Un hombre inteligente a veces se ve obligado a beber para pasar tiempo con los tontos.

El mundo es un buen lugar por el que vale la pena luchar y odio mucho dejarlo.

Antes de reaccionar, piensa. Antes de gastar, gana. Antes de criticar, espera. Antes de abandonar, inténtalo.

No quería despedirte, ese fue el problema, quería darte un beso de buenas noches, y hay mucha diferencia.

La verdadera razón para no suicidarse es porque siempre sabes cómo vuelve la vida después de que el infierno termina.

Lo difícil de escribir una novela es terminarla.

Todas las cosas verdaderamente perversas comienzan desde la inocencia.

Cuando comienzas a vivir fuera de ti mismo, todo es peligroso.

¿Para qué nacemos si no para ayudarnos unos a otros?

Por qué, cariño, no vivo en absoluto cuando no estoy contigo.

Al escribir una novela, un escritor debe crear personas vivas; personas, no personajes. Un personaje es una caricatura.

Olvida tu tragedia personal. Todos estamos enfadados por algo y tienes que estar herido como el infierno antes de que puedas escribir en serio. Cuando te lastiman, úsalo.

Estamos todos rotos, así es como entra la luz.

Me gusta escuchar. Aprendí mucho escuchando atentamente. La mayoría de la gente nunca escucha.

Dicen que las semillas de lo que haremos están en todos nosotros, pero siempre me pareció que en los que hacen bromas sobre la vida las semillas, están cubiertos con un suelo mejor y con un grado más alto de estiércol.

Escribo una página de obra maestra en noventa y una páginas de mierda. Intento poner la mierda en la papelera.

Cuando dejas de hacer las cosas por diversión, puedes estar muerto.

La vida de cualquier hombre, contada de verdad, es una novela

No hay una regla sobre cómo escribir. A veces viene fácil y perfectamente; a veces es como perforar rocas y luego arrasarlo todo con bombas.

Te amé cuando te vi hoy y te amé siempre, pero nunca te había visto antes.

Escribir es una cosa pesada y como que el autor quiere que el lector le comprenda, no ahorra palabras para convencerlo. A mí me gustaría mucho poder leer alguna cosa escrita por el lector. Y espero que él será conmigo tan indulgente como yo sería con él.

Puede que no sea tan fuerte como creo, pero conozco muchos trucos y tengo mucha resolución.

¡Comparte la literatura en tus redes sociales!

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. 23 abril, 2020

    […] continuación hay hechos oscuros sobre la vida del gran novelista Ernest Heminway, extraídos de viejas entrevistas y relatos personales del […]

  2. 1 mayo, 2020

    […] las formas del relato e influenció gran parte de la literatura del siglo XX. Su rivalidad con Ernest Hemingway es conocida, así como su gran influencia en escritores del Boom latinoamericano como Julio […]

  3. 8 octubre, 2020

    […] parte de la literatura americana, cuyos exponentes eran referentes para él: William Faulkner y Ernest Hemingway. En aquella ciudad García Márquez escribiría una de sus novelas cortas más conocidas: El […]

  4. 22 octubre, 2020

    […] pero varios miembros emigraron a Europa. Los miembros más famosos fueron Gertrude Stein, Ernest Hemingway, F. Scott Fitzgerald y T. S. […]

  5. 26 octubre, 2020

    […] de lo que se requiere. Tal técnica puede ser bastante efectiva, como lo demuestran los trabajos de Ernest Hemingway y Richard Ford. Sin embargo, muchos escritores eligen profundizar en las mentes de sus narradores y […]

  6. 30 noviembre, 2020

    […] La paz y la guerra: La contradicción entre la paz y la guerra es un tema popular para los autores. Muy a menudo, los personajes están atrapados en la confusión del conflicto mientras esperan que lleguen los días de paz o recuerdan la buena vida antes de la guerra. Libros como Lo que el viento se llevó muestran el antes, el durante y el después de la guerra, mientras que otros se centran en el tiempo de la guerra misma. Algunos ejemplos incluyen “All Quiet on the Western Front”, El niño en el pijama de rayas y Por quien doblan las campanas de Ernest Hemingway. […]

  7. 8 enero, 2021

    […] Ernest Hemingway nació en Oak Park, Illinois, el 21 de julio de 1899, el mismo año que Jorge Luis Borges y Vladimir Nabokov. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares