Cómo leer poesía como un maestro (5 claves)

¡Comparte la literatura en tus redes sociales!

Para nadie es un secreto que la poesía puede ser difícil de entender. A veces leemos unos versos y, aunque sabemos el significado de las palabras, no podemos acceder al sentido completo del poema.

Pero no es imposible entenderla, ¿verdad?

Por eso hoy veremos unas claves para leer poesía a partir del libro How to Read Poetry Like a Professor, del profesor Thomas Foster que proporciona algo así como un plano para abordar el verso mientras que también refuta la noción de que la poesía es intimidante, esotérica, o, “oscura a propósito”.

Veamos entonces estas 5 claves para entender la poesía.

1- Lee las palabras

Ezra Pound dice que el poema debería funcionar al nivel de una persona para la que un halcón es simplemente un halcón. Es un consejo excelente. Léelo de esa manera, también, en un nivel literal primero. Lee lo que está realmente delante de ti.

Y el siguiente consejo, que parece un poco redundante pero no creo que lo sea, es leer todas las palabras. No sólo hay que leerlas, sino que hay que leerlas de la forma en que están ensambladas. No encuentro esto con los lectores principiantes tanto como con los lectores con un poco de experiencia, pero de repente hay una necesidad de saltar del lenguaje de la página a significados o símbolos ocultos que podrían estar presentes. Al hacerlo, he tenido un gran número de estudiantes que se han saltado una palabra clave. Realmente marca la diferencia si te saltas esa palabra “no”. No quiero que nadie se preocupe por los significados secundarios o sugerencias simbólicas hasta que no sepan qué es lo que está diciendo a nivel literal.

2- Lee las frases

Hay una gran tendencia en una forma de arte que está escrita en líneas para querer leer líneas. Pero las líneas, en muchos casos, no tienen sentido y no contienen significados completos. Si nos detenemos al final de cada línea como si leyéramos una declaración completa, y todos lo hacemos en una cierta etapa temprana de la lectura, nunca obtendremos nada del poema porque no habremos entendido qué es lo que se dice. Los poemas tienen esto en conjunción con todo lo demás que está escrito: su unidad básica de significado es la frase, y no debemos ignorar ese hecho.

3- Obedece a toda la puntuación, incluyendo su ausencia

Si no hay puntuación al final de la línea, queremos mantener esa pausa mientras los ojos viajan hacia atrás, y no queremos bajar la voz como si la frase hubiera terminado. Mantenerla en marcha y fluir tanto como sea posible. Ahora, si hay una coma, queremos hacer una pausa como si hubiera una coma, pero no como si hubiera un punto. Y si hay un punto o un punto y coma o un signo de interrogación, algo que se aproxime a un punto completo, queremos hacer un punto completo allí y entender que llegamos al final de algún tipo de unidad de significado. Así lo entendió el poeta cuando lo escribió y nosotros también deberíamos hacerlo.

Lo que los grandes poetas tienen en mente, lo que los hace estar en el aire, es que le hablan a nuestra imaginación

Thomas Foster

4- Lee el poema en voz alta

Si estás en una casa con otra persona, esto es problemático. Tal vez puedas ir a tu habitación, tal vez puedas salir y sentarte en el coche donde nadie te oiga. Pero creo que lo harás mejor con tu poema, especialmente hasta que seas bastante bueno en esa voz interna que toma el control, para leerlo en voz alta, escucharlo en voz alta. Hay ecos dentro del poema que no oirás leyendo en silencio. Hay lugares en los que de repente te preguntarás sobre el énfasis, ¿está aquí o es aquí? – y puede ser capaz de resolverlo por usted mismo leyéndolo en voz alta. Generalmente, los poemas fueron escritos para la página. Pero todavía tienen esa calidad oral, y haríamos bien en honrarla.

5- Lee el poema de nuevo

Los profesores universitarios tienen este mantra, se lo dicen ocho veces al día: que todo lo que se escribe se reescribe. Cada borrador necesita mejorar. Escuché rumores sobre el crítico Harold Bloom, y tal vez una o dos personas más en la historia del mundo, que escriben primeros borradores y ya están hechos. El resto de nosotros no funciona de esa manera.

En nuestra situación, digo que leer es releer, y eso es especialmente cierto con los poemas. Es muy difícil volver y releer Guerra y Paz de Lev Tólstoi justo después de terminarlo, o Moby Dick de Herman Melville, cualquiera de esos tomos que rompen el pecho. Pero podemos hacerlo con un soneto o cualquier tipo de poema más corto. Para mucha gente, si lo lees en voz alta la primera vez, puedes hacerlo en silencio la segunda vez, porque ahora lo tienes controlado.

person holding white printer paper
Foto de @heftiba

La poesía no tiene por qué ser obscura

Uno de los [cuelgues con la poesía] es que no sólo es oscuro, sino que es oscuro a propósito. Pero cuando es oscura para nosotros, es a menudo porque no tenemos las referencias culturales. Hay que leer poesía a nuestro alcance e ir explorando. No es bueno que la gente salga y empiece su experiencia poética con John Milton o Andrew Marvell.

Lo más importante que hay que entender en el verso es que es, ante todo, una especie de experimento en y con el lenguaje. ¿Cómo puedo hablar de esta cosa, cómo puedo decir esto de una manera que sea interesante y única, que transmita mi significado pero que haga más que sólo transmitir mi significado? Pienso en la poesía como un laboratorio.

Lo que los grandes poetas tienen en mente, lo que los hace estar en el aire, es que le hablan a nuestra imaginación de alguna manera. No le hablan a la de todo el mundo. Esto no es vender cera para coches o algo así. Pero encontrarán una audiencia y habrá gente que dirá, “Oh, sí, lo entiendo. Eso me suena.” Será una imaginación hablando con otra. Así que no se trata sólo de palabras: se trata de la forma en que la imaginación se expresa, y la forma en que otra imaginación recibe ese mensaje.

Ahora que ya aprendiste estas claves para leer poesía, cuéntanos…

¿Cuál es tu poeta favorito?

¡Comparte la literatura en tus redes sociales!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares